Dicen que las mejores cosas no se planean, que simplemente suceden y que es mejor no presionar al tiempo. Porque realmente si algo debe pasar, sucederá de todas maneras. Y si no debe hacerlo, pues no lo hará.

Por eso de vez en cuando es bueno no planear ni esperar, dejar de exigir razones por las que seguir avanzando por un camino que no vemos muy claro y bajarnos del mundo de las expectativas.

“Tiempo al tiempo, todo llega en su momento”se da todos los días de tu vida y es actual.

Es realmente necesario tener tu tiempo contigo en el que necesitas desconectar un poco de todo y todos, relajarte, respirar, observar que tienes, que faltar por hacer y por mejorar.

source