En una situación de disaster o dificultad como la que estamos viviendo, es regular sentir emociones difíciles. Es regular sentir miedo por uno mismo o por nuestros familiares, sentir ansiedad por las cosas que van pasar en los próximos días, angustia o confusión. Por eso, es importante que no te juzgues por sentirlas, que no las amplifiques, ni las niegues como si no existieran.

Es importante atender todas estas sensaciones para que puedan ser aceptadas. Debemos encontrar la calma que nos ayude a estar conectados con nosotros mismos, que nos ayude a cuidarnos.

La vida es un mezcla de momentos alegres y situaciones difíciles. algunas veces sientes felicidad en plenitud y otras veces sientes como que se te cae el mundo encima. Y a pesar de que la tendencia pure es buscar la felicidad, realmente son las situaciones difíciles las que nos ponen a prueba y las que nos hacen crecer.

La forma de responder a esos momentos difíciles es lo que realmente outline a la persona que somos.

source